valores

diálogo y confianza

Creo en la astrología como una herramienta de autoconocimiento. El objetivo es que te conozcas a ti mismo/-a. El diálogo con el astrólogo te ayudará a reinterpretar sucesos, emociones, vínculos y contradicciones internas. La Carta Natal es un símbolo y, por lo tanto, encierra infinitos significados. Vamos a hablar de tendencias de personalidad, patrones de comportamiento y formas de establecer vínculos. No voy a adivinar “quién eres”. Por lo tanto, es fundamental que para que la consulta te sea provechosa, investiguemos juntos con qué aspectos de tu Carta Natal te sientes identificado y cómo se manifiestan aquellos con los que no te identificas. Este proceso sólo puede llevarse a cabo mediante el diálogo. Para que dé frutos, el mismo tiene que ser honesto, sincero y, por supuesto, confidencial.

accesible a todos

Hay ciertos valores que son muy importantes para mí, entre ellos, la democracia y la igualdad de oportunidades. Además, creo que el mundo sería mejor si todos/-as conocieran su Carta Natal. Así que no te preocupes por el precio de la consulta. Si quieres hacerte la Carta Natal, contáctame y nos pondremos de acuerdo en el pago según tus posibilidades.

activa y consciente

Posiblemente, uno de los objetivos que tiene la vida de cada uno de nosotros es tomar consciencia de la misma para poder vivirla con plenitud. Nuestra cotidianidad muchas veces nos desconecta de quienes somos realmente. El Análisis de la Carta Natal puede ayudarte a contactar con tu centro, con todo lo que eres y puedes llegar hacer. Formular una pregunta de Astrología Horaria puede habilitarte a tomar una decisión con más tranquilidad y decisión.

creación y cumplimiento del destino

La mente occidental entiende el “Destino” y el “Libre Albedrío” como paradigmas opuestos. La mente oriental ofrece oportunidades de integración. En su libro “Star Maker”, Olaf Stapledon plantea la idea de que las estrellas libremente eligen seguir el curso matemático que ya tienen predestinado. El científico Gregory Matloff está intentando probarlo. Carl Jung decía que mientras que no hiciéramos consciente nuestro inconsciente, éste seguiría dominando nuestras vidas y nosotros lo llamaríamos “destino”. Agregaba después que “libre albedrío es hacer gustoso aquello que debo hacer”. Por su parte, Liz Greene indica que una semilla de almendro siempre dará un almendro y nunca un naranjo. Cada uno/-a tiene un destino: ser uno/-a mismo/-a. Todo lo que nos acontece es una llamada a su cumplimiento. Responderla o no, eso sí depende de ti.

Anuncios